Cory Henry & The Funk Apostles

De esta banda, nacida en 2012, la publicación Rolling Stone ha dicho que “es una de las más versátiles del mundo en estos momentos”.
Foto de artista

Cory Henry & The Funk Apostles

  • Cory Henry, órgano y teclados
  • Nicholas Semrad, teclados
  • TaRon Lockett, batería y percusión
  • Sharay Reed, bajo
  • Adam Agati, guitarra
  • Denise Stoudemire y Tiffany Steveson, coros

Cory Henry es, sobre todo, un artista sorprendente. Cuesta todavía explicarse cómo este intérprete de Hammond B-3, que creció en el mundo del góspel cantando y tocando el órgano en las iglesias siendo un niño, acabó trabajando para Kenny Garrett y Robert Glasper, y produciendo discos de Bruce Springsteen, Erykah Badu o The Roots.

La respuesta -además de en un talento que, a los seis años de edad, le llevó a tocar en el Teatro Apolo de Nueva York- hay que buscarla en las plataformas virtuales de internet, donde la música de Cory recibe miles de visitas por parte del turismo cibernético más inquieto.

Los antiguos clubes de fans están mutando y, a través de las redes, Henry cuenta con una legión de seguidores empeñada en enfatizar que, con él, llega una música diferente y vibrante. Mezcla de Art Tatum, Oscar Peterson, el rhythm & blues de Jimmy Smith y las canciones soul de Stevie Wonder y Billy Preston, el grupo The Funk Apostles con el que ahora nos visita, nació de la necesidad de canalizar una nueva inspiración, después de triunfar en Snarky Puppy.

De esta banda, nacida en 2012, la publicación Rolling Stone ha dicho que “es una de las más versátiles del mundo en estos momentos”.