Programa: Polideportivo de Mendizorrotza · Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz | 42 Edición: Del 17 al 21 de Julio de 2018

Carla Bruni

David Foster, el compositor, arreglista y productor con dieciséis premios Grammy, preguntó inocentemente a Carla Bruni. “¿Has intentado ya cantar en inglés?.
Foto de artista

Carla Bruni

  • Carla Bruni , voz
  • Taofik Farah, guitarra
  • Johanne Mathaly, bajo y chelo
  • Cyril Barbessol , piano y teclados
  • Xavier Sanchez, batería

Era la primavera de 2014, después de un concierto que acababa de dar en Los Ángeles, cuando David Foster, el compositor, arreglista y productor con dieciséis premios Grammy, preguntó inocentemente a Carla Bruni. “¿Has intentado ya cantar en inglés?” ¿Cantar en inglés? Carla Bruni lo había hecho en su segundo álbum, “No Promises” (2005), poniendo música a poemas de Dorothy Parker y otras poetisas anglosajonas de estilo romántico. El ejercicio era tentador, y a pesar de esto, Carla Bruni se encontraba dudosa. Su público no la veía cantando en otra lengua que en francés, como en su primer álbum, “Quelqu’un m’a dit” de 2002, que sedujo a dos millones de compradores en todo el mundo.

Carla Bruni creció al lado de un compositor de Turin y de una pianista concertista originaria de Burdeos. Ellos le transmitieron el amor por la música, el piano y el repertorio clásico, antes de que ella volase con sus propias alas. La proposición que le hizo David Foster en Los Ángeles también había seguido su camino. Y en la primavera de 2015, Carla Bruni decidió volver.

Interrumpiendo la interpretación de sus canciones nuevas, la cantante se vio ante una lista de doscientas versiones. Y llegamos a enero de 2016. Durante diez días Carla Bruni y David Foster se instalaron en los Estudio del Sena, cerca del barrio de la Bastilla. Siempre con sus fieles músicos Taofik y Ciryl, así como Laurent Vernerey al bajo, el tándem puso las bases de dieciséis temas guardando el espíritu encantador que puede dar al inglés un acento extranjero.