The Bad Plus presentará su nueva formación en el Festival de Jazz de Vitoria- Gasteiz

La 46 edición completa el programa de Mendizorrotza y saca a la venta el abono no numerado para los dobles conciertos de 5 al 8 de julio

La nueva formación del mítico grupo de jazz The Bad Plus se presentará el viernes 7 de julio en Mendizorroza. La 46 edición también contará con el prometedor saxo Immanuel Wilkins, la voz de Kandace Springs, el ‘filin’ cubano de Ariel Brínguez y el estreno de un proyecto exclusivo para el Festival de Vitoria-Gasteiz de Baldo Martínez. 

De este modo, y con los artistas ya anunciados, Maria Schneider, Brad Mehldau Trio y Silvia Pérez Cruz, se completan las sesiones dobles que se desarrollarán del 5 al 8 de julio. Los abonos no numerados para los 8 conciertos ya se pueden adquirir en la web jazzvitoria.com a un precio de 105 €.

The Bad Plus es uno de los grupos de jazz con más fans del mundo por su sonido único y un directo que hace de cada concierto una experiencia inolvidable. Tras la marcha de Ethan Iverson, el grupo se ha reinventado prescindiendo precisamente del piano y ha incorporado dos músicos: el saxofonista Chris Speed y el guitarrista Ben Monder que compactan a la perfección con los veteranos Reid Anderson, contrabajista, y Dave King, batería.


Esta nueva formación ha logrado una magistral sincronización siendo fiel a sus señas de identidad: unir géneros y explorar técnicas de interpretación con músicos excepcionales. The Bad Plus lanzó su decimoquinto disco el pasado mes de septiembre.

“La evolución es necesaria para la vida y la creatividad», dicen Dave King y Reid Anderson. «Hemos evolucionado, pero seguimos siendo The Bad Plus». En Vitoria-Gasteiz, The Bad Plus tendrá la oportunidad de demostrar que permanece esa seña de identidad de la que ya dejó constancia en un memorable concierto en Mendizorrotza en 2012 con Joshua Redman como invitado.

silvia-perez-festival-jazz-vitoria-gasteiz

En la primera parte del viernes 7, se presenta en Vitoria-Gasteiz Kandace Springs. La cantante y pianista norteamericana consigue interpretar de manera muy personal y con su registro grave de voz, el abanico de estilos que se mueven desde el jazz al soul. Apadrinada de Prince, creció en una familia de músicos escuchando a Nina Simone.

En su último álbum ‘The Women who raised me’, Kandace Springs rinde homenaje a las mujeres que le han inspirado en su carrera hasta convertirse en una de las principales voces del jazz actual. Desde iconos como Billie Holiday, Ella Fitzgerald y Carmen McRae, pasando por las leyendas de los 60 como Nina Simone y Dusty Springfield, hasta cantantes más actuales como Sade y Lauryn Hill. Tampoco faltarán temas del nuevo disco que publicará antes del verano y que cuenta con una gran mayoría de composiciones propias, lo que delata a una artista que quiere buscar su propio camino.

El joven saxofonista estadounidense Immanuel Wilkins se estrena en el escenario de Mendizorrotza, el jueves 6 tras el concierto de Brad Mehldau. Criado en Filadelfia, se trasladó a Nueva York para estudiar en la Juilliard School, y con apenas 20 años ya dirigió su propia banda. En 2020 debutó con el sello Blue Note y su disco Omega, fue nombrado el álbum de jazz número 1 por The New York Times.

Wilkins domina la ejecución en la interpretación al mismo tiempo que destaca como compositor con un talento que sabe beber del ‘bebop’ y de las partituras clásicas. En el año que nos ha dejado Wayne Shorter, parece que Wilkins se postula como un digno heredero del saxo alto.

Un proyecto para el Festival

El inicio de los conciertos de Mendizorrotza, el miércoles 5, correrá a cargo de Baldo Martínez. El contrabajista gallego regresa a Vitoria con un proyecto exclusivo para los aficionados locales. El Festival de Jazz de Vitoria le ha otorgado carta blanca para desarrollar una composición concebida como un viaje por su universo musical, desde el folklore más arcaico hasta la libre improvisación en su estado más puro, pasando por el jazz contemporáneo europeo.

‘Música Imaginaria’ se estrenará en Vitoria coincidiendo con la inauguración de los conciertos en el polideportivo de Mendizorrotza. El proyecto pensado para el Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz pone en valor el espacio imaginario de las personas, y muy particularmente de los músicos. “La imaginación es el motor de todo lo que creamos con el sonido: la música”. Para interpretar esta composición, Baldo Martínez se ha rodeado de seis destacados músicos de la escena jazzística española y portuguesa: Joâo Barradas (acordeón), Andrés Coll (vibráfono y marimba), Julián Sánchez (trompeta y fiscorno), Juan Saiz (saxos y flauta) y Lucía Martínez (batería y percusión) se encontrarán en Vitoria-Gasteiz con el director del proyecto Baldo Martínez unos días antes para inspirarse con el aire de jazz de la ciudad.

El sábado 8, la música cubana de Ariel Brínguez (Santa Clara, 1982) creará el clima propicio para el esperado estreno de Silvia Pérez Cruz.

El saxofonista cubano presenta en el Festival de Jazz de Vitoria su proyecto ‘Nostalgia Cubana’ con un quinteto que destila intimismo y evocación hacia la isla caribeña. Brínguez aúna músicas de diferentes regiones de su tierra natal, las nutre de ritmos afrocubanos, las adereza con boleros y las distingue con el ‘filin cubano’.

Nostalgia cubana consigue recrear el ambiente sonoro de la Cuba de los años 50 en un repertorio que evoca continuamente la pasión como esencia del ser humano. Brínguez tiene un completo historial de colaboraciones desde David Murray Nat King Cole en español, Simply Red, Javier Colina, Niña Pastori Paquito D’Ribera, Ketama y Miguel Zenón entre otros.

Ha obtenido dos Grammys norteamericanos colaborando con Chucho Valdés por el álbum “Tributo a Irakere: live in Marciac” (2017) y con Alejandro Sanz por el álbum “El Tren de los momentos” (2009) Ganador de un Grammy latino colaborando en el álbum Voyager de Iván “Melon” Lewis 2021 al mejor álbum de jazz latino.

Miércoles 5 Baldo Martínez | Maria Schneider

Jueves 6 Brad Melhdau | Immanuel Wilkins

Viernes 7 Kandace Springs | The Bad Plus

Sábado 8 Ariel Brínguez | Silvia Pérez Cruz